La noche del debate electoral, ¿qué esperar?

urnaA pocas horas de que arranque el debate más esperado de la política española con los cuatro candidatos al frente, son algunas las claves a tener en cuenta para entender las posturas que defenderán cada uno de ellos.

Hay que tener en cuenta que más del 34% de los votantes dicen tener dudas antes de acudir a las urnas, y eso es lo que pretenderán arañar los candidatos, algunos de los votos dudosos. De esta forma, la última encuesta del CIS que daba como ganador a PP, seguido de Unidos Podemos, podría variar si uno u otro representantes consiguen cazar el voto de los indecisos.

Tan decisivo acaba siendo algo que para muchos no interesa como el cara a cara que, frente a la estrategia de las elecciones del 20D, el PP ya no se plantea que sea otro quien se enfrente al resto de candidatos que el actual Presidente del Gobierno en funciones.

Esta noche todos tienen mucho que ganar y perder. Por un lado, el PSOE tendrá que conquistar a todos esos votantes que, desilusionados con el candidato y con las líneas que iban marcando, acabaron votando a otra formación o se quedaron en sus casas en diciembre. Difícil lo tiene Pedro Sánchez, que ha situado a la formación histórica en un punto de casi no retorno en las encuestas y que obtendrían, como en diciembre, un nuevo récord negativo en el recuento del próximo 26J.

Ciudadanos también tiene mucho que pelear. Pese a ser una de las formaciones menos polémicas de los primeros puestos, precisamente el no levantar las pasiones de los otros le hacen restar votos y no permitir ser la llave que pretenden de gobierno para buscar consensos y cambios que aparecen en sus propias propuestas.

Por otro lado, quienes más o menos pueden conseguir llevarse el debate para casa con PP y Podemos, ambos en líneas argumentarias opuestas y con líderes más que criticados en ambos casos. El hecho de que durante los 120 minutos vayan a ser ambos las dianas de dardos envenados permitirán al indeciso ponerse cara a cara con la línea política que quiere que gobierne los próximos 4 años.

Miedo y esperanza serán los argumentos más esgrimidos durante todo el cara a cara de los cuatro candidatos y conseguirá destacar el que, con argucia, sepa sin perder los papeles esgrimir argumentos, que no tanto dato diluido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *