Grecia, en shock

Si hasta hace un mes la sombra de un nuevo rescate hacía que se tambaleara nuevamente la economía griega tras conocerse los resultados de su banca en los test de estrés, la actual decisión del Gobierno de Atenas de adelantar las elecciones ha sido ya la gota que ha colmado el vaso de los mercados, que hoy registran en bolsa una bajada cercana al 10%.

Con la primera de las votaciones el próximo 17 de diciembre, seguida en caso de necesidad de una segunda consulta el día 23 e incluso una tercera para el próximo 29 de diciembre, el interés de los bonos a 10 años se ha disparado más de un 8,5%, siendo uno de los índices más altos que se conocían últimamente en la zona Euro.

Pese a que en declaraciones desde el gobierno se ha dicho que el resto de la Unión Europea ve con buenos ojos las reformas estructurales económicas que se han ido llevando a cabo, pocos ven aún la posibilidad de que el escenario griego cambie a corto plazo para presentarse como un lugar de créditos preventivos.

Ante todos estos acontecimientos, los observadores de la zona entre los que se encuentra Versus Wealth Management están atentos al discurso que dará hoy el Primer Ministro para saber cuáles serán los siguientes pasos que seguirá este país de cara a las medidas económicas.

Lo cierto es que después de un año movido en los mercados e índices de la Unión Europea, acabar el 2014 con un anuncio así puede hacer que se tambalee la divisa durante los próximos días ante la incertidumbre de cuál será el candidato que consiga alzarse con el Gobierno de Grecia para confiar en las medidas económicas que vaya a poner en marcha no sólo para mejorar la credibilidad interna, sino de cara a los inversores internacionales.

Con este panorama, la zona Euro está a expensas de saber cuáles serán los resultados de los últimos informes anuales de los países miembros para saber si, de una vez por todas, se puede alejar la duda de una nueva recesión en la zona. De hecho, según se cuenta, los datos relativos a la importación y exportación y, por supuesto, producción, serán claves en países como Alemania o Francia para saber la verdadera realidad de esta zona del mundo.

Pese a que los datos del paro de Europa no son muy positivos, se espera que sea a partir de principios de 2015 cuando estos empiecen a arrojar una luz más positiva de cara a las nuevas políticas económicas y de crédito que a partir de enero volverá a marcar el Banco Central Europeo, ya una vez en marcha la unión bancaria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *